¿Qué es la homeopatía?

Cada 10 de abril se conmemora el Día Internacional de la Homeopatía, método considerado como un tratamiento complementario que no trata la enfermedad sino a las personas afectadas.

La homeopatía ha estado rodeada de polémica desde su creación en 1796, pero muchas personas que recurren a este tipo de medicamentos logran controlar y hasta sanar. ¿Qué es la homeopatía?, ¿Para qué sirve? ¿Es una opción segura para la salud?

La homeopatía se define como el modelo médico clínico-terapéutico que se fundamenta en la elaboración de sustancias obtenidas de vegetales, minerales y animales que se disuelven en agua y en alcohol.  Se basa en la ley de similitud o de los semejantes, la cual afirma que una sustancia que provoca determinados síntomas en una persona sana, en pequeñas cantidades, es capaz de curar los mismos síntomas o semejantes en una persona enferma.

Los homeópatas elaboran los tratamientos consultando libros de referencia que se conocen como repertorios, donde, para la elaboración de un remedio homeopático se consideran factores como el conjunto de los síntomas de cada persona, su estado físico y psicológico o su historia médica y de vida.

¿Remedio efectivo o efecto placebo?

La homeopatía encuentra dificultades cuando se confronta con el paradigma de la medicina tradicional que se ocupa de superar la enfermedad, tratando los síntomas y agentes causantes, mientras que la homeopatía propone una alternativa terapéutica que se basa en “lo semejante se cura con lo semejante”; un principio hipocrático que apuesta por el fortalecimiento del cuerpo como recurso de sanación del mismo. Una de las ventajas que se le atribuyen es el equilibrio en el metabolismo. Esto junto con el ejercicio y alimentación adecuada, fortalece el organismo.

Los expertos en esta disciplina defienden su eficacia apelando a la memoria celular que posee el agua. Esta cualidad permite que el agua pueda recordar las sustancias con las que ha entrado en contacto y adquirir, en cierto modo, algunas de sus propiedades (en este caso, curar los síntomas que la sustancia, en grandes cantidades, provoca).

Tratamiento complementario

Pese a que hasta el momento no han sido identificados riesgos derivados, toxicidad o efectos secundarios en las sustancias utilizadas en la homeopatía, se recomienda que los tratamientos homeopáticos deben utilizarse de forma complementaria con los farmacológicos.

Actualmente, sus usos para la salud están en discusión, ya que si bien funciona en algunos casos también existen muchos mitos sobre su eficacia en el tratamiento de ciertas patologías.  Algunos especialistas reconocen que tiene ventajas si se le incorpora como tratamiento complementario sin abandonar nunca el tratamiento médico tradicional. La Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja su uso para el tratamiento de enfermedades importantes como cáncer, la malaria, el sida, la tuberculosis, la gripe común o la diarrea infantil.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*