Canciones que pueden salvar tu vida

 

Es la canción más famosa de España, y probablemente una de las más conocidas del mundo y el ritmo del coro es de 103 latidos por minuto, el ritmo perfecto para realizar una Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Se trata del clásico La Macarena.

Así lo revela una investigación realizada por la Universidad de Barcelona, España, en la que participaron 174 personas. El estudio descubrió que aquellas que cantaban la Macarena llegaron a seguir un ritmo cardíaco correcto con mucha más frecuencia que quienes murmuraban otras cosas o permanecían en silencio.  Ser capaz de mantener el ritmo recomendado de entre 100 y 120 compresiones de pecho por minuto es crucial para que sea efectiva una reanimación cardiopulmonar, señalaron los investigadores.

Por otra parte, un grupo de médicos estadounidenses descubrió que el clásico tema musical de Bee Gees Stayin´ Alive (sobreviviendo), popularizado por la película Fiebre del Sábado por la Noche, brindaría el ritmo ideal al corazón mientras se realizan compresiones de pecho como parte de la Reanimación cardiopulmonar de una persona afectada por un infarto. La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda la realización de las compresiones a un ritmo de 100 por minuto durante una resucitación cardiopulmonar. El éxito de 1977 “Stayin´ Alive” coincide casi perfectamente con ese ritmo, con 103 pulsos por minuto.

En la investigación emprendida por la Escuela de Medicina de la Universidad de Illinois, escuchar “Stayin´ Alive” ayudó a 15 médicos y estudiantes de medicina a realizar las compresiones sobre muñecos a la velocidad adecuada. Cinco semanas después de practicar con la música sonando, se les pidió que realizaran la RCP nuevamente sobre muñecos siguiendo de memoria el ritmo de la canción.

La Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es una técnica que permite salvar vidas y que consiste en la compresión del pecho sola o acompañada por respiración boca a boca. Se la utiliza en emergencias como los infartos, en los cuales las personas dejan de respirar o se detienen sus latidos cardíacos. La RCP puede triplicar el porcentaje de supervivencia de los afectados por infartos, pero muchos se resisten a realizarla, en parte porque desconocen cuál es el ritmo adecuado para efectuar las compresiones en el pecho. Por ello, temas musicales como La Macarena o Stayin’ Alive son muy apropiados para la situación. Todo el mundo los ha escuchado en algún momento de su vida y pueden recordarlos fácilmente, así que quienes se dispongan a aplicar una RCP pueden guiarse por estas canciones para llevar el ritmo adecuado. Además, cantarlas y bailarlas fortalece nuestra salud cardiovascular.

Prensa Funcamama

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*